///La Diputación combate con endoterapia la ‘procesionaria’ en sus zonas verdes

La Diputación combate con endoterapia la ‘procesionaria’ en sus zonas verdes

2019-01-14T18:44:17+00:0029 de septiembre de 2017|

La Diputación de Ciudad Real está aprovechando el inicio del otoño para evitar posibles plagas de procesionaria en las coníferas que existen en sus zonas verdes utilizando el método de endoterapia, que se ha confirmado como el más eficaz además de como el más respetuoso con el medio ambiente.

Así lo ha explicado a Lanzadigital.com la ingeniera técnico forestal especializada en control de plagas -y gerente de la empresa Fitoreal SLU- Paula Artime, quien ha destacado que van a actuar en alrededor de una docena de cedros y pinos en las zonas del Psiquiátrico y las dependencias de los servicios técnicos.

“Lo mejor de este método es que no afectamos al medio ambiente, ya que inyectamos directamente en el tronco la materia activa y el mismo árbol , por sus vasos de savia bruta, lo lleva a las hojas de las que luego se alimentan las larvas, de forma que les causa la muerte inmediata acabando con la plaga al 100%”, ha detallado Paula Artime, quien ha indicado que la materia permanece activa durante todo el ciclo vital de la procesionaria.

Asimismo, otra de las ventajas más destacadas de esta técnica, al margen de su eficacia comprobada, es que no afecta a los usuarios, de forma que se puede hacer a cualquier hora del día y en cualquier lugar, con independencia de si hay tránsito de personas “porque no les afecta en absoluto”.

Efectos de la procesionaria

La procesionaria del pino, ha indicado Artime, es un lepidóptero que hace unos bolsones en los árboles que resultan muy visibles a partir de los meses de noviembre y diciembre de los que salen unas orugas tienen pelos urticantes, de forma que puden afectar a los usuarios de las zonas verdes y que también producen graves problemas en las mascotas ya que estas corren el riesgo de ingerirlas.

“Las mascotas se las pueden tragar y crean problemas graves tanto en la zona de la boca, incluso necesitando una posterior amputación de la lengua, como del aparato respiratorio” aclara la ingeniero forestal.

Publicación original : La Lanza. Diario de La Mancha.